Playas de Carreño Playas de Carreño

Playa de Candás

A la entrada de la villa de Candás (AS-39) y en el limite de la dársena del puerto, se abre la playa de Candás. 

El estacionamiento para vehículos en el casco urbano se localiza a 300 metros (El Molín¿170 plazas) y en la parte alta de la villa el apeadero y la estación de ferrocarril. 

Debido a su situación y forma protegida de la fuerza del Cantábrico por la línea de puerto y, en paralelo, por una escollera que arranca de la vecina playa de La Palmera.

Este lugar es, sobre todo, una playa familiar, sin peligro alguno para los usuarios.

En cualquier caso, también dispone de servicio y mobiliario de playa, servicio de baño para personas con discapacidad (anfi-bugui) y limpieza diaria.

No podemos referirnos a este arenal sin comentar la presencia de varios símbolos del Candás marinero: la dársena que durante años ha servido de coso taurino en las fiestas del Cristo, y en uno de sus brazos, la escultura de La Marinera; en la propia línea de playa una majestuosa roca "la peña furada" y, seguidamente, el antiguo faro (1904) hoy Templo de los Océanos y mirador. 

La playa conecta directamente con la villa de Candás y, por tanto, con una variada oferta hostelera, comercial y de disfrute de la naturaleza. El paseo de San Antonio que conecta con el puerto constituye un espacio cada día mas vinculado a la playa de Candás y, por tanto, utilizado por muchos visitantes que combinan el baño con el almuerzo y descanso en la naturaleza en cualquiera de sus múltiples entornos: parque-escultórico, pradería y área recreativa.

Playa de Candás